Ciberseguridad para nómadas digitales

24/11/2022

El mundo laboral está en una constante evolución social y tecnológica, lo que da lugar a nuevos hábitos. La gran tendencia en los últimos años es trabajar en remoto, comúnmente conocida como teletrabajo. El pasado año en España el porcentaje de ocupados de entre 16 y 74 años que teletrabajó fue del 14%, que equivale a 3,3 millones de personas, según una reciente encuesta del INE. De media, la cantidad de días de teletrabajo por semana es de 3,1 y los españoles valoran su experiencia laboral en remoto con una puntuación de 8,4 sobre 10. Ante este considerable aumento del trabajo online, desde el BCSC proponemos una serie de consejos prácticos para que este sector pueda realizar sus tareas diarias con más tranquilidad y dando prioridad a su propia ciberseguridad, así como a la de su empresa y a sus dispositivos de trabajo.

Trabajar viajando

Un informe de la teleco AT&T pronostica que para el año 2024 el 81% de los trabajadores estadounidenses realizará su labor de manera híbrida, combinando días de trabajo presencial con otros en remoto. Este modo de empleo ha venido para quedarse y ha dado lugar a un nuevo término: nómadas digitales. Se trata de personas que se dedican a viajar por el mundo llevando su oficina en la maleta, con el wifi como principal aliado junto a un equipo informático con programas de comunicación y de gestión. Este nuevo estilo de vida aporta gran libertad y flexibilidad, lo que permite mantener la cabeza activa en todo momento y reduce el estrés. Pero no todo es tan bonito, ya que también tiene su parte negativa: al haber tantas personas trabajando a través de internet, han aumentado los ciberataques. El Instituto Nacional de Ciberseguridad gestionó más de 100.000 incidentes en 2021, según su informe, la mayoría sufridos por particulares y empresas. Esa tendencia aumentó en 2022 con motivo de la invasión de Ucrania: los ciberataques se han incrementado un 28%. Los datos coinciden con los de Euskadi durante el segundo y tercer trimestre: 235 y 173 incidentes, respectivamente.

Riesgos

Ante estas graves amenazas, ¿cuáles son los principales riesgos existentes?

  • Cuidado con la filtración de información privada. Al trabajar en cafeterías o compartir espacios como coworkings, es posible que alguien trate de ver nuestras credenciales o que, en un momento de despiste, obtengan información valiosa. Es importante recordar que siempre hay alguien mirando, online y offline. Cuidado con ciertas WiFis públicas, ya que pueden ser usadas para robarnos información. Si no te queda más remedio, es preferible acceder a una red con seguridad WPA o WPA2. Las redes abiertas y con seguridad WEP son inseguras.
     
  • Aunque el phishing suele darse también en la oficina, no hay que olvidar que es una de las prácticas más extendidas en todos los ámbitos. El email es una de las herramientas más importantes de trabajo y no podemos imaginar nuestra vida sin una cuenta de correo, especialmente en el caso de trabajadores en remoto y nómadas digitales, que probablemente se comuniquen de manera asíncrona con sus compañeros en distintas zonas del mundo. La mayoría de ataques cibernéticos se hacen a través de emails fraudulentos con links y archivos adjuntos que, al ser clicados por el receptor del correo, instalan virus y malware en el sistema operativo.

Ciberconsejos

Para tratar de reducir estos peligros o atenuar sus posibles daños, desde el BCSC proponemos varios consejos.

  • La utilización de una VPN individual supone una protección añadida que evita el rastreo online, mantiene la ubicación privada y, en líneas generales, garantiza la privacidad del usuario en internet.
  • El filtro de privacidad en la pantalla es una herramienta muy sencilla que impide que ojos malintencionados vigilen tu actividad digital. Se trata de una fina película de plástico que se adhiere a la pantalla de su computadora o dispositivo, de tal forma que impide que el contenido de la pantalla se vea desde fuera, si alguien pasa por nuestro lado u observa a cierta distancia.
  • Una medida tanto en la oficina como desde casa o la cafetería es utilizar los plugins de privacidad, cuyo objetivo es impedir que las páginas web rastreen su actividad online y guarden registros.
  • Autenticación de dos factores. Este sistema de acceso y reconocimiento de identidad se está extendiendo cada vez más en el mundo laboral de la oficina y también podemos incorporarlo en nuestra vida itinerante en cualquier servicio que utilicemos. En lugar de acceder únicamente con nuestra contraseña, podemos añadir otra capa de seguridad utilizando datos biométricos como la huella dactilar o la confirmación de identidad a través del teléfono móvil.
  • Igualmente recomendable para trabajar en la oficina o en casa, el gestor de contraseñas no solo ayuda a no tener que recordar contraseñas, también asegura que todas las claves están protegidas en una bóveda online.

¿Qué hacer en caso de sufrir un ciberataque?

Si eres un nómada digital afincado en Euskadi y has detectado algún intento de fraude o a pesar de todas esas medidas de seguridad acabas siendo víctima de un ciberataque y ves tus datos comprometidos, debes denunciarlo rápidamente a las autoridades o al BCSC. Cuanto antes nos avises, nuestro equipo técnico especializado de respuesta a incidentes podrá tomar las medidas oportunas para evitar su propagación y alerta a la comunidad sobre el riesgo.

Número de teléfono gratuito: 900 104 891

Correo electrónico: incidencias@bcsc.eus

Cibereguraldia

Cibereguraldia

Desde el BCSC hemos lanzado un boletín mensual con la información más relevante a golpe de clic donde se envían las noticias más destacadas sobre el sector de la ciberseguridad